Sexualidad humana

La sexualidad es un concepto complejo en el cual intervienen aspectos tanto biológicos, como psicológicos y sociales.
La sexualidad engloba condiciones culturales, sociales, anatómicas, fisiológicas, emocionales, afectivas y de conducta, relacionadas con el sexo que caracterizan al ser humano en su desarrollo.
No es fácil encontrar una definición de sexualidad, ya que la esta hace referencia a un concepto extenso, profundo y variadísimo de elementos que todos unidos forman el concepto de sexualidad como un todo.
La sexualidad es vivida y entendida de modos diversos en el mundo atendiendo a las diferentes culturas, ideales, modelos de sociedad y de educación. No podemos encajonar la sexualidad como algo estático y predecible, ya que la sexualidad nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos, y va moldeándose a nosotros por medio de nuestras experiencias de vida, todo lo que vemos, entendemos, sentimos y vivimos.

Aspectos biológicos de la sexualidad
La dimensión biológica es diferente a distintos ámbitos de la vida sexual, como son: la procreación, el deseo sexual, la respuesta sexual, etc. Todos ellos están influenciados por la anatomía sexual. Así mismo la alteración física o fisiológica (del funcionamiento), puede acarrear distintos trastornos sexuales o enfermedades, que afecten a la vida sexual de la persona.
En esta parte incluimos factores como:
* Sistema genético
La carga cromosómica del genoma humano “XX” “XY”, que se define en la fecundación, es uno de los factores determinantes en la dimensión biológica del sexo de la persona.

* Sistema hormonal
El sistema endocrino, debido a las glándulas endocrinas es el encargado de mantener los niveles de hormonas necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Concretamente las hormonas más directamente implicadas en la sexualidad humana son: la testosterona, la progesterona, los estrógenos.
Los niveles de hormonas sexuales también varían de una persona a otra y dependiendo de los momentos de la vida.
* Estructura anatómico-fisiológica
La anatomía física del hombre y la mujer determinan aspectos de la relación sexual, respuesta sexual, excitación, procreación, etc.
En este apartado se contemplan tanto la anatomía y fisiología de los genitales masculinos y femeninos, así como los caracteres sexuales secundarios.
Dimensión psicológica de la sexualidad
La psique (mente) humana juega un papel fundamental en nuestro modo de vivir y sentir nuestra sexualidad. Nuestras forma de percibir la belleza, nuestras ideas sobre lo que está bien o mal en cuanto al sexo, nuestra personalidad, nuestras convicciones, el temperamento de cada persona, son factores decisivos en nuestras relaciones sexuales. Nuestra propia identidad sexual, nuestra orientación sexual, depende en gran manera de nuestro modo de vernos y entendernos psicológicamente en relación a lo sexual

Aspecto social de la sexualidad
La dimensión social, tiene un papel fundamental que ejerce la familia, los amigos, la educación recibida en el colegio, la religión , etc., sobre la sexualidad.
Las distintas sociedades poseen modelos distintos de entender y vivir la sexualidad. Es por ello que existen grandes mitos sobre la calidez erótica de los latinos, la represión sexual de los paises árabes, etc.

Sexualidad en la adolescencia
Caracteres sexuales secundarios:
Las características sexuales secundarias o caracteres secundarios, son aquellas cambios anatómicos y fisiológicos que se producen, dotando de las características propias (aparte de la anatomía genital) que diferencian la anatomía y fisiología de hombres y mujeres.
Estos cambios físicos se desarrollan en la pubertad, por la acción de las hormonas sexuales (testosterona, estrógenos y progesterona), que provocan la aparición de estos caracteres sexuales secundarios.
 Caracteres secundarios en el varón:

* Un aumento del vello en cantidad y en dureza en distintas partes del cuerpo:
* Vello facial (barba), en el tórax y abdomen, en la espalda, en las extremidades (brazos y piernas).
* Pies y manos más grandes que en las mujeres
* Tórax y hombros más anchos
* Aparato esquelético (huesos) y cráneo más pesados
* Mayor masa muscular y fuerza física
* Voz más grave
* Depósitos de grasa principalmente alrededor del abdomen y cintura (forma de manzana)
* Piel más áspera

 Caracteres sexuales en la mujer

* Caracteres secundarios en la mujer
* Desarrollo de las mamas
* Estatura menor que el hombre (en promedio)
* Mayor ancho en las caderas que en los hombros
* Menos vello facial y corporal (tanto en cantidad como en dureza)
* Glándulas mamarias funcionales
* Más grasa subcutánea
* Depósitos de grasa principalmente en los glúteos y en los muslos (forma de pera)
* Piel más suave
* Voz más aguda



Genotipo:
El genotipo resulta ser el conjunto de genes característicos de cada especie, vegetal o animal, es decir, el genotipo son los genes del ADN que un animal, un vegetal o un ser humano recibe de herencia de parte de sus dos progenitores, madre y padre, y que por tanto se encuentra conformado por las dos dotaciones de cromosomas que contienen la información genética del ser en cuestión.
Los genes encargados de la transmisión de los caracteres de la herencia siempre permanecen en el núcleo de la célula y será desde allí desde donde controlan la síntesis de las proteínas que se produce en el protoplasma. El genotipo se manifiesta exteriormente como fenotipo.
Fenotipo:
Son los rasgos físicos diferenciales de los individuos, tales como el color de pelo, de ojos, de piel, entre otros y que además se encuentra íntimamente influenciado por el medio ambiente en el cual vive y se desarrolla el individuo en cuestión, entonces, el genotipo son los genes de un individuo y el fenotipo los rasgos. Al genotipo se lo podrá distinguir observando el ADN, en cambio el tipo de fenotipo puede conocerse a través de la observación de la apariencia externa de un organismo.
El fenotipo también se manifestará en las enfermedades hereditarias; lo que advertirá el médico ante una enfermedad es el fenotipo y a partir de las observaciones extremas que haga podrá realizar presunciones sobre el genotipo.
No siempre la relación entre genotipo y fenotipo resulta ser tan directa, ya que un fenotipo puede resultar de varios genotipos y muchos de estos son plausibles de recibir muchísima influencia del medio ambiente

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s