Aparato Reproductor

Aparato Reproductor Masculino
El aparato reproductor masculino nos permite por la fase hormonal la maduración de los órganos sexuales y un buen desarrollo en la pubertad para que el muchacho se convierta en un hombre durante ese periodo.
* Durante la primera etapa de la pubertad masculina, el escroto y los testículos aumentan de tamaño.
* A continuación, el pene se agranda, y las vesículas seminales y la glándula prostática crecen.
* Comienza a aparecer vello en el área púbica y, más tarde, crece en la cara y los brazos. Durante este tiempo, la voz de un muchacho también se vuelve más grave.
* Los muchachos también dan un estirón durante la pubertad y alcanzan la altura y el peso adultos.
El aparato reproductor masculino también cuenta con una fase orgánica que cuenta con los siguientes órganos y sus funciones:
• Vejiga de orina: Es un órgano hueco en forma de bolsa, situado en el abdomen inferior. Está sostenida por ligamentos unidos a otros órganos y a los huesos de la pelvis. Las paredes de la vejiga se relajan y dilatan para acumular la orina, y se contraen y aplanan para vaciarla a través de la uretra. La vejiga típica de un adulto sano puede almacenar hasta medio litro de orina en un período de dos a cinco horas.
La vejiga, como parte principal del sistema urinario, almacena la orina que ha generado el riñón. Éstos, filtran los desechos de la sangre, producen la orina y la envían a la vejiga a través de dos conductos llamados uréteres. Cada cierto tiempo, la orina sale de la vejiga a través de otro tubo, la uretra. La uretra es distinta en los hombres y en las mujeres. En ellas es un tubo corto que se abre justo delante de la vagina, mientras que en ellos, es más largo y pasa a través de la próstata y del pene. Gracias a este sistema de conductos, el cuerpo humano se deshace de los desechos de la sangre a través de la orina.
• Vesícula seminal: Son dos especies de bolsas que se encuentran detrás de la vejiga y cerca de la parte superior de la glándula prostática. Anteriormente se creía que las vesículas seminales sólo servían para espacio de almacenamiento de la esperma acumulada. Sin embargo, hoy la opinión prevalece que su función principal es proporcionar un fluido que, junto con el de la glándula prostática, activa el movimiento vigoroso de las células de esperma después de la eyaculación.
• Conducto deferente: El conducto deferente también llamado vaso deferente es el lugar de almacenamiento de los espermatozoides; es un tubo que transporta los espermatozoides sacándolos del saco de los testículos. El conducto deferente se encuentra entre el epidídimo y la uretra, y los conecta entre sí.
Son un par de tubos musculares rodeados de músculo liso, cada uno de 30 cm aproximadamente, que conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios intermediando el recorrido del semen entre éstos. Durante la eyaculación los tubos lisos se contraen, enviando el semen a los conductos eyaculatorios y luego a la uretra, desde donde es expulsado al exterior.
• Próstata: La próstata es un órgano sexual masculino localizado en la base de la vejiga de la orina, rodeando a la primera porción de la uretra. La función primordial de la próstata es producir el líquido seminal, que transporta los espermatozoides. Además, la próstata produce sustancias de defensa contra las infecciones urinarias.
En el hombre joven, la próstata normal tiene el tamaño de una castaña, y tiene un volumen de 15-20 CC. Sin embargo, con el paso del tiempo se produce un aumento progresivo del tamaño, alcanzando habitualmente tamaños de 30 -100 CC. en el Instituto pesó 1 Kg, pero no es lo habitual). Este crecimiento relacionado con la edad se conoce como hiperplasia benigna de próstata (HBP) o crecimiento benigno y ocurre en todos los hombres. En muchos de ellos el crecimiento de la próstata es lo suficientemente grande como para obstruir la uretra y producir dificultad para orinar. Los síntomas del crecimiento benigno suelen ser, entre otros, la disminución de la fuerza del chorro y la necesidad de orinar con mayor frecuencia, especialmente por la noche.
• Epidídimo: Es un cuerpo alargado situado en la parte posterosuperior del testículo, que está constituido por la reunión y apelotonamiento de los conductos seminíferos. Se distingue una cabeza, cuerpo y cola que se continúa con el conducto deferente. Tiene aproximadamente 5 cm. de longitud por 12 mm de ancho.
• Escroto: Es una bolsa o saco de piel que contiene los testículos, y que cuelgan entre los muslos a la base del pene. La piel del escroto es comparativamente más oscura y contienen muchas glándulas sudoríparas. Dentro del escroto hay dos compartimientos separados, cada uno contiene un testículo y su cordón espermático que viajan hacia arriba a la cavidad abdominal. Es esta vasa deferente la que se corta en una vasectomía. El cordón espermático también contiene vasos sanguíneos, nervios, y músculos. En respuesta a ciertos estímulos, especialmente temperaturas frías, estos músculos se contraen y jalan del testículo acercándolo al abdomen. Al mismo tiempo, la piel del escroto se contraerá también y aparecerá más gruesa y arrugada. El escroto cuelga suelto, y la apariencia de la piel es liza y fina. De cierta manera el escroto actúa como un termóstato, tratando de proporcionar una temperatura uniforme para la producción continua de espermatozoides que toma lugar dentro de los testículos. Esta temperatura tiene que ser ligeramente más baja que la del resto del cuerpo, 1° C aproximadamente.
• Testículo: Los testículos (glándulas o gónadas sexuales masculinas) se forman dentro del abdomen durante el desarrollo del embrión. Sin embargo, antes del nacimiento de un varón estos normalmente descienden al escroto. En los hombres maduros los testículos son dos cuerpos de forma ovale de cerca de 1 ½ pulgadas (4 cm.) en longitud y que están suspendido en dos sacos de separados dentro del escroto fuera de la cavidad abdominal. Aunque ambos testículos son de cerca del mismo tamaño, el izquierdo cuelga normalmente un poco más bajo y así pueda dar a la apariencia de ser más grande. Los testículos sirven una doble función:
1.- Producen los espermatozoides que puede ser eyaculada por un el sistema de ductos genitales.
2.- Producen hormonas que son secretadas directamente en la corriente sanguínea.

Aparato Reproductor Femenino
La mujer produce, almacena y libera su célula sexual u óvulo. Sin embargo, es el cuerpo de la mujer el que recibe a los espermatozoides, y una vez que el óvulo ha sido fertilizado, alimenta al embrión y luego al feto durante los nueve meses que tarda en desarrollarse hasta nacer completamente formado.
Otra característica es que los órganos sexuales y reproductores de la mujer se encuentran casi por completo al interior de la cavidad pélvica. La parte orgánica del aparato reproductor femenino se compone de:


• Vulva: Está ubicada en la base de la cavidad pélvica. Desde el tejido adiposo de la zona donde aparece el vello púbico desde la pubertad- surgen dos pares de labios que terminan justo en el ano.

• labios mayores: Se encargan de rodear y proteger los orificios externos de los sistemas reproductor y urinario, al clítoris y a los labios menores, que son interiores y más delgados.

• Clítoris: Es la parte más sensible de los órganos sexuales femeninos. Es similar a un pequeño botón que varía en tamaño de 0,5 a 2,5 centímetros de longitud. Está formado por dos cuerpos cavernosos de tejido esponjoso que se endurecen y aumentan de tamaño durante la excitación sexual, debido a que se llenan de sangre.

• Vagina: Es un tubo hueco muscular, de gran elasticidad, que tiene de 10 a 15 centímetros de longitud. Aloja el pene del hombre durante la relación sexual y es el canal de salida del bebé cuando el parto es normal.

• Útero: También conocido como matriz, está situado detrás de la vejiga y delante del recto. Es un órgano muscular hueco con forma de pera, de pared gruesa y elástica, que mide de 7 a 8 centímetros de longitud. Su función es nutrir al embrión en desarrollo hasta su nacimiento. Alcanza el tamaño adulto a los 15 años y se reduce después de la menopausia.

• Trompas de Falopio: son dos canales de unos diez centímetros de longitud que se extienden desde los ovarios hasta el útero. Son las encargadas de recoger los óvulos que vienen desde los ovarios y llevarlos al útero. En su interior, cada una de ellas posee unas pestañas microscópicas que, al vibrar, ayudan a impulsar al óvulo en su camino hacia la cavidad uterina. Es en este recorrido donde el óvulo es fecundado por el espermatozoide.

• Ovarios: Son las glándulas sexuales que albergan los óvulos y producen las hormonas sexuales. Son dos, el derecho y el izquierdo. De forma ovalada, miden aproximadamente cuatro centímetros y se ubican en los extremos de las trompas de Falopio. A diferencia del hombre, la mujer no fabrica sus células sexuales, al nacer ya tiene alrededor de 400 mil ovocitos, óvulos en estado inmaduro, que son almacenados en unos folículos similares a unos sacos. Alrededor de 400 madurarán durante la vida fértil de la mujer, que se inicia durante la pubertad y concluye en la menopausia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s